Revista de CRA |Revista de CRA

CRA renovó su compromiso con la sanidad animal

El 6º Congreso Nacional de Entes de Lucha Sanitaria Animal convocado por CRA y organizado por CARBAP contó con grandes especialistas y marcó una mirada hacia los roles públicos y privados.

 El 1 y 2 de junio en Junín, en el salón de la Democracia Argentina de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA) el 6° Congreso Nacional de Entes y Fundaciones de Lucha Sanitaria Animal volvió a ser un mojón en lo que hace al tratamiento de la sanidad animal como tema de Estado, de la mano de un debate amplio sobre el presente y futuro sanitario, evaluando los planes, el rol de las fundaciones de lucha sanitaria, la función del Senasa y el estado de situación de algunos de los principales países que integran el Mercosur.

Para Confederaciones Rurales Argentinas fue también la convalidación de su protagonismo como entidad nacional que representa, nuclea y reagrupa el accionar al nivel país de los más de 300 entes y fundaciones de lucha sanitaria que pueblan toda la Argentina. Para la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), el gran reto fue ponerse al frente de la organización de un encuentro de proyección nacional e internacional y estar, como lo estuvo, a la altura de la circunstancias.

En un ámbito de discusión y de debate, digno de quienes sienten a la sanidad animal como una cuestión de Estado, unos 350 asistentes de todo el país, entre funcionarios, dirigentes agropecuarios, productores y técnicos, generaron el marco ideal para que se plasmara una de las directrices que guía la acción gremial de CRA y que se resume en la idea de que solo el trabajo mancomunado entre el ámbito público y el privado, con gran participación de este último como el especialista y controlador, dará lugar a un nuevo paso superador en cuestiones sensibles como la sanidad animal y vegetal.

Y hubo tiempo para la confrontación y para plantear también soluciones desde el lado productivo ente ciertas acciones del Senasa. El concepto básico de que la sanidad animal es un bien público, y mucho más en un país que abastece al mercado interno y que puede abrirse camino consolidándose como país exportador con más presencia internacional, exige que se continúen las políticas a lo largo del tiempo y más allá de los vaivenes electorales. Es por eso que para el presidente de CRA, Dardo Chiesa, "el nivel de compromiso de la entidad con la sanidad es muy grande. Argentina tiene que entender que produce alimentos y que deben ser fiables con bioseguridad. Y debe ser confiable al momento de las exportaciones", sintetizó Chiesa, uno de los anfitriones del evento junto a su par de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Matías de Velazco.

Entre los funcionarios nacional estuvieron presentes el presidente del INTA, Amadeo Nicora, la coordinadora de políticas para el Desarrollo Sustentable del Minagro, María Beatriz Giraudo, y el titular del Senasa Jorge Dillon quien destacó que "el bienestar animal, el comercio internacional, la biodiversidad, las enfermedades que afectan a la productividad y el medio ambiente son temas que estamos discutiendo y lo queremos seguir discutiendo con los productores y con los entes y fundaciones de sanidad porque es la única manera".

En ese mismo sentido Dillon respaldó el accionar en conjunto entre "el sistema sanitario nacional que lo componemos todos los sectores de la cadena. Todos debemos trabajar juntos en un nuevo país. La nueva ley del Senasa que declara la sanidad de interés nos hace responsables a todos los actores".

Sistema mixto, participativo y solidario

El sistema de sanidad animal se abre en tres facetas que hacen a la consolidación de este esquema actual con responsabilidades delegadas entre el ámbito público y privado: mixto, participativo y solidario son las cualidades que lo integran según el presidente de CRA.

"Desde la entidad trabajamos cada día por más espacios institucionales de diálogo que vayan mucho más allá de los personalismos. El sistema que tiene la Argentina es mixto con trabajo en conjunto entre los privados y el Estado, participativo porque lo financia el privado y solidario porque las fundaciones ayudan a los productores que por distintos problemas lo necesiten. En este sistema es tan importante el privado como el Estado", expresó Chiesa en su ponencia.

Para detallar cómo se trabaja bajo este sistema de combate y erradicación de la zoonosis en algunas de las principales provincias productoras de la Argentina, los directores de ganadería de Salta, Córdoba, Buenos Aires y la Pampa expusieron cual es la realidad en sus provincias.

Para el director de Ganadería de la provincia de Salta y ex integrante activo de CRA Ignacio Chavarría en su provincia se trabaja a través de la acción en común de distintos grupos de trabajo. "Salta tiene una COPROSA fuerte donde participa además el ministerio de Salud Pública, la policía rural, el Senasa, el INTA, colegios de veterinarios, la Sociedad Rural Salteña y universidades", dijo Chavarría dentro de un panel compartido además por sus pares Hernán Silva de Buenos Aires, Alfredo Díaz de Córdoba y Ricardo Baraldi de La Pampa.

"La rabia paresiante es una de las mayores preocupaciones en nuestra provincia", añadió Chavarría. Alfredo Díaz, director de Ganadería de Córdoba, explicó en tanto que dentro de su provincia se está trabajando en un convenio de elevación de status de toda la industria frigorífica. "Queremos formalizar la salud pública y el consumo de carne", indicó. Hoy Córdoba cuenta con 5 millones de cabezas de bovinos y 56 planes de aftosa. "Estamos trabajando en temas que van más allá de la aftosa como la rabia paresiante y el nuevo desafío del plan de erradicación de la aujeszky en porcinos", dijo.

La mirada internacional

La sanidad animal de un país debe ser mirada también puertas afuera de las fronteras, analizando la confiabilidad que cada país deja de cara al mundo al momento de exportar. Luis Barcos, representante de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) dio también la visión internacional remarcando que entre los países se van sumando cada vez más normas y conceptos mundiales que tienden a unificarse a la hora de la comercialización en nuevos mercados. "Se están agregando cada vez más listas de productos libres de comercializar sin riesgos", adelantó con entusiasmo Barcos.

Durante la jornada también se trató las diferencias y coincidencias que se dan dentro de los status sanitarios de los países limítrofes de la mano de representes de países vecinos como Uruguay, Chile, Paraguay y Brasil. "Chile está libre de las 16 enfermedades más importantes a nivel mundial y muchas veces limitantes para el comercio según la OIE. La situación sanitaria chilena ha estado en una mejora continua en los últimos 15 años, reaccionando e informando frente las más mínima sospecha de la aparición de alguna enfermedad exótica", explicó Rafael Lecaros van der Goes, delegado de la Sociedad Nacional de Agricultura de Chile (SNA).

En su radiografía general sobre Uruguay, Jorge Bonino Morlan, de la Asociación Rural de Uruguay (ARU), manifestó que su país al ser pequeño tiene algunas facilidades al momento de exportar productos agropecuarios, que es donde apunta su Nación como estrategia productiva y comercial. "Uruguay tiene todos los mercados abiertos de carne sin hueso salvo Japón que está a punto de serlo. Nos interesa ahora abrir nuevos mercados para la carne ovina con hueso", dijo el representante de la ARU.

En relación al combate y la erradicación de la fiebre aftosa en su país y la región dijo que el objetivo es erradicarla pensando en este presente y en acciones de control. Para Bonino "es necesario no seguir cuestionando la vacunación porque crea desconcierto, decae el compromiso de vacunar, disminuyen los controles y aumentan los riesgos, alejando la erradicación".

El panel contó además con la presencia de Carlos Trapani, de la Asociación Rural de Paraguay (ARP), y de Luiz Alberto Pitta Pinheiro de la Confederación Nacional de Agricultura y Ganadería de Brasil (CNA).

"En lo que hace a aftosa Brasil cuenta con una zona libre sin vacunación en Santa Catalina, y otra zona que es libre con vacunación que ocupa casi el 80% del país. Y hay tres Estados que no lograron estar libre de la fiebre de aftosa", explicó el representante de la República Federativa del Brasil, Pitta Pinheiro. El representante de la CNA destacó que el esfuerzo es ampliar regiones del Amazona como zonas libres de aftosa con vacunación de cara al 2018.

"Para que esto evolucione necesitamos más recursos públicos y privados para la utilización de nuevos modelos", dijo el representante de la CNA. "Desde otros mercados nos exigen cada vez más porque hay una evolución sanitaria. Ser un país libre sin vacunación con reconocimiento internacional es un objetivo que debe cumplirse de forma gradual y regionalizada.

Carlos Trapani, en tanto, destacó que Paraguay es un país libre con régimen de vacunación presencial y referencial bajo un sistema parecido a la Argentina. "La llave para vender productos es la sanidad animal. Paraguay pasó a ser un país exportador de carne con un gran volumen que representan 300 mil toneladas y USD 1.500 millones al año", dijo. Chile, Rusia y Brasil entre los principales mercados. "Somos el único país del Mercosur que exporta a Taiwán con más de 10 mil toneladas", resumió.

Problemas por solucionar

Las mirada sanitaria nacional y el posicionamiento de cómo está la Argentina y hacia dónde va de cara a un nuevo mundo con más exigencias terminará por definir al como gran protagonista en la producción de alimentos en el mundo. Desde esta punta de lanza el Congreso dejó trabajo pendiente hacia delante, y también una evaluación de lo que está por llegar sobre el rol de los entes dentro de una futura etapa, todavía sin fecha, donde se evalúe dejar de vacunar contra la fiebre aftosa.

El "Senasa comenzó a trabajar en un plan para ser un país libre de fiebre aftosa sin vacunación pero que aún no tiene fecha, y lo tenemos que trabajar entre todos porque los productores son fundamentales al ser los dueños de las vacas", manifestó Dillon.

Al respeto y al momento de cerrar el Congreso el presidente de CRA dijo que "aún queda mucho trabajo por delante. Sí estamos todos de acuerdo en que no es el momento de dejar de vacunar contra la fiebre aftosa. Primero hay que armonizar los planes regionales para que en el futuro haya confiabilidad entre todos los países. Ese sería el paso siguiente, antes de pensar en dejar de vacunar".

RECUADRO

Sobre las fundaciones de sanidad

En la actualidad trabajan en nuestro país 302 entes distribuidos en Buenos Aires (101); en Córdoba (57); en Santa Fe (28), en Chaco (25), en La Pampa (24); en San Luis (19); en Santiago Del Estero (19); en Salta (11); en Formosa (6); en Misiones (4); y en Catamarca, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Salta, San Juan, Tucumán (1).

El Estado debe brindar herramientas

Durante su paso el ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquis, dijo que "en Buenos Aires en otros años estaba situado casi el 48% del rodeo nacional. Hoy posee el 34% y vamos en ascenso luego de una gran caída", explicó el ministro quien solicitó a los productores "trabajar juntos porque también es lo que nos piden desde otros mercados. Vamos a ser protagonistas en la producción de alimentos y la carne es muy importante porque tenemos volumen y calidad. Cada uno aporta desde su lugar. El Estado tiene que estar presente dando herramientas y no poniendo trabas".

RECUADRO
Todas las disertantes puede verlas por internet ingresando en la web de CRA:
www.cra.org.ar