Actividad gremial|Por la plaga de la polilla de la vid

Plan de lucha contra la Lobesia Botrana: funcionarios mendocinos expusieron en el Concejo de San Carlos

En la región cuyana.

Tras la reunión mantenida con productores, técnicos del Ministerio de Economía brindaron explicaciones ante el Concejo Deliberante de San Carlos sobre las pulverizaciones que realiza el Iscamen contra la Lobesia Botrana.


Ayer en la mañana, se presentaron ante los concejales de San Carlos el Coordinador del Programa de Lobesia Botrana Guillerno Azin, el ingeniero Oscar Astorga en representación de Contingencias Climáticas, y Mariel Vanin Secretaria Técnica de Iscamen.

"Los productos que se utilizan en el operativo de combate de la plaga Lobesia botrana en zonas productivas de la provincia no producen daño más que a este insecto", aseguraron los técnicos ante los concejales de San Carlos, refiriéndose al Programa de Control y Erradicación de Lobesia Botrana que impulsa el gobierno de Mendoza en todo el territorio.

"Se ha generalizado el tema de fumigación, nosotros no hacemos uso de fumigaciones, porque este método utiliza productos gasificados y en esas condiciones la toxicidad de los productos es totalmente distinta. Nosotros hacemos pulverizaciones, y eso cambia radicalmente los conceptos en cuanto a la toxicidad de los productos", comenzó Guillemro Azin su exposición, explicándole a los concejales el método que se utiliza en las pulverizaciones.

En relación al producto que se utiliza, el profesional y coordinador del programa de lucha contra la lobesia, especificó que "para el oasis Valle de Uco hemos planteado un trabajo sólo con un producto, que es con la bacteria bacillus thuringiensis, especifico para el control de plagas lepidópteros (especies de insectos). Por lo que el resguardo del ambiente y de la salud humana están aseguradas por este producto y por las condiciones de uso que damos".

También, ante el total del Concejo Deliberante de San Carlos, Azin remarcó "que las medidas de seguridad que se toman con respecto a las casas y las escuelas es por seguridad aeronáutica no por los productos que estemos usando; arriba de las casas hay antenas, cableados y eso es un riesgo para la aeronave y los habitantes, ya que se mueve a 200 kilómetros por hora y a muy baja altura. Las medidas de resguardo son por cuestiones operativas no por toxicidad".

Ante las consultas que se produjeron sobre el producto y el cuestionamiento del informe de impacto ambiental, los profesionales presentes remarcaron que "cuando hablan de las distintas clasificaciones toxicológicas, el único producto que tiene esa divergencia es el Coragen y tiene una toxicidad por vía inhaladora, que es cuando el producto se gasifica". Paralelamente, detallaron que "todos los productos tienen informe de impacto ambiental".

"Los productos son inocuos para humanos, animales e insectos. Hemos hechos pruebas en colmenas y no afecta a las abejas ni al agua, porque en el contacto se degrada", señaló Oscar Astorga, quien enfatizó que la tecnología de aplicación es de última generación, detallando que "la composición del caldo es de modo tal que la gota no derive, no evapore, y que pegue en el blanco objeto, en este caso racimos de uva".