Prensa|Una campaña con sequía e inundaciones

Comercialización de soja ante los granos dañados

Es fundamental que los productores conozcan la calidad de la soja que comercializan.

 Frente a una campaña que será recordada por una sequía que se extendió durante cuatro meses, y seguida de prolongadas precipitaciones que anegaron los lotes para cosechar, el comercio de granos de soja debe ser cuidadosamente monitoreado por los productores.

Existe una profunda preocupación por parte de los productores habida cuenta que en este inicio de campaña se comercializaron muchos lotes con presencia de "grano verde" y ahora al reiniciarse la cosecha nos encontramos con elevados porcentajes de granos dañados.

La normativa comercial vigente indica que se debe recibir soja con un contenido de hasta un 10% de granos dañados, sin perjuicio de los descuentos correspondientes que son del 1% por cada punto de exceso de dañado.

A simple vista es complejo determinar el grado de daño. Por lo tanto, recomendamos enviar muestras del grano para su análisis a laboratorios autorizados. En caso de que el acopio o la industria hagan un análisis propio, también se puede pedir el envío de una muestra lacrada a la cámara arbitral.

Es fundamental que los productores conozcan la calidad de soja que se comercializa o almacena, como también las condiciones de recibo de cada comprador antes de remitir a los efectos de evitar rechazos y mayores costos.

Conociendo la calidad de la soja que estamos cosechando y las condiciones de recibo de los distintos compradores evitaremos incurrir en mayores pérdidas.

Porgrama PPT, domingo 6 de agosto de 2017.