Actualidad

Estiman que la exportación de uva en fresco será 18% inferior a la de 2018

En el sector dicen que ni la suba del dólar les da competitividad por los altos costos internos y los impuestos.

Cuando todavía no están los números finales, la temporada de exportación de uva en fresco, un negocio en el que San Juan es líder en el país, cerrará con un volumen estimado en los 4 millones de kilos, el más bajo de los últimos 12 años, según fuentes de la actividad, y un 18% inferior a la temporada pasada, que cerró con la salida de 4,9 millones de kilos. En esta situación tiene que ver la falta de competitividad, causada por los elevados costos internos, fletes y energía caros, servicios de exportación elevados, a lo que se suma la fuerte presión impositiva. Incluso mencionan que si bien el tipo de cambio es más elevado, con un dólar que supera los 40 pesos, los productores sufren por la aplicación de retenciones y quita de reintegros.

"El problema es la inflación de costos dolarizada", explicó Antonio Giménez, titular de la Cámara de Comercio Exterior, y por eso señaló que pese a la mejora del tipo de cambio es muy difícil exportar. "Tenemos la famosa burocracia argentina y costos laborales muy altos", agregó. Y reiteró un concepto muy conocido entre los exportadores y es que es más caro mandar un camión con carga desde San Juan al puerto de Buenos Aires que el costo del flete en barco desde el puerto hasta Europa.

En San Juan, que es el principal exportador de uvas para consumo en fresco del país, tiene a las variedades Superior y Flame como las preferidas. Los principales departamentos productores son Ullum, Zonda, Caucete, 9 de Julio, Angaco, Albardón y San Martín. Pero las cifras de las que se habla en esta temporada, que rondará los 4 millones de kilos de uva, están muy lejos del momento de auge de la actividad, cuando se llegaron a exportar entre 50 a 70 millones de kilos.

Los principales destinos de la uva sanjuanina han sido en esta temporada Rusia, el norte de Europa y Brasil, pero con la fuerte competencia de países como Chile y Perú, que están copando los mercados que solían ser de las uvas sanjuaninas. Incluso también, en el caso de Rusia, ha aparecido un nuevo competidor, que es la India.

Otro que opinó sobre la marcha de la temporada de uva en fresco fue Juan José Ramos, titular de la Asociación de Viñateros Independientes. "Viene muy mal por los altos costos internos", dijo el dirigente, quien recordó que en el 2008 se llegaron a exportar casi 69 millones de kilos de uva (ver infografía), pero luego la cifra fue cayendo, año tras año. "Llegamos a tener casi 70 exportadores y ahora quedan sólo un puñado, señaló Ramos.

A este panorama se suma que las grandes empresas como Expofrut o Patagonian Fruit han dejado este negocio, ante su rentabilidad negativa, y quedan sólo algunos frigoríficos de dimensión destacada -en 25 de Mayo, Caucete y Zonda- para procesar la fruta.

Según estimaciones del sector, entre Flame, Red Globe y Superior, San Juan cuenta con unas 7.000 hectáreas de uva para consumo en fresco, y al sumar otras variedades podrían llegar a unas 10.000 hectáreas. Pero la cantidad ha empezado a reducirse. Algunos productores esta temporada le apuntaron a las pasas de uva, que han tenido mejores precios ya que por estos días, incluso, se están pagando 85 pesos por kilo, IVA incluido, puesto en planta, según promociona una firma local.

Para conocer los números finales de la temporada habrá que esperar un poco más, dijo Giménez, desde la Cámara de Comercio Exterior , y para conocer los valores finales de la caja de uva también.

Ayuda oficial

Para mejorar los valores del mercado de la uva, el Gobierno provincial puso en marcha un plan de compra para la elaboración de mosto. Según datos oficiales, el Ejecutivo tuvo que ampliar los fondos debido a la gran demanda y compró más uvas de lo que anunció. La información indica que se desembolsaron 237 millones de pesos para comprar 37.511.399 kilos de uvas para elaborar mosto.

Es decir, se compraron 87,5% más de uvas que los 20 millones de kilos anunciados a principios de marzo, que iban a suponer una erogación de 120 millones de pesos. La compra se hizo a 630 productores a partir de media hectárea en adelante, a $5,50 por kilo de uva, en dos veces, y hasta 70.000 kilos por productor. Ya recibieron la primera cuota y el mes próximo, el resto.