Actualidad

El trigo impulsó la venta de sembradoras: las perspectivas para la maquinaria no son tan sombrías

Las empresas de maquinaria desde comienzos de abril tienen permitido operar y atienden a un sector considerado "esencial".

Un Informe de la Fundación Mediterránea analizó el nivel de actividad del sector de maquinaria agrícola  a nivel nacional: "Luego de crecer en 2019, la maquinaria agrícola en números rojos al comienzo del año", destaca.

De acuerdo con las cifras de ventas publicadas por Indec, si bien en todos los rubros crecieron las unidades vendidas en 2019, lo cual determinó que se considere año "razonablemente bueno", en el primer trimestre de 2020 lasventas en términos interanuales caen en todos los segmentos. 

Las caídas ocurren diferentes velocidades entre los rubros:

- Ventas de cosechadoras caen 23% interanual

- Tractores 8,5%

- Implementos 6,8%

Seguí leyendo

- Sembradoras 2,2%.

Una sola salvedad surge del análisis de las ventas en términos desestacionalizados, las de sembradoras presentan un crecimiento trimestral positivo: "En el resto, se confirma caída en las ventas".

"Las buenas perspectivas en torno a la siembra de trigo (se estima una gran superficie con trigo ) podría colaborar para que el rubro sea vea menos afectado por la crisis actual", destacan.

En lo que hace al origen de los equipos que se venden en el país, se resalta que, tanto en cosechadoras como en tractores, las ventas de origen importado crecen, mientras que las de origen nacional caen muy fuerte.

"Siempre de acuerdo con los criterios aplicados por Indec para distinguir el origen de los equipos", destaca el informe.

La dinámica es similar en implementos, aunque con movimientos de menores proporciones.

Se destaca que la proporción de maquinaria nacional sobre el total de unidades vendidas viene cayendo tendencialmente en cosechadoras (43% en 2020 comparado con 72% en 2016) y tractores (60% en 2020, comparado con 90% en 2016).

En implementos la proporción de maquinaria nacional en las ventas mantuvo una relativa estabilidad en el período (83% en 2020).

Lo que viene

Desde finales de 2018 y durante gran parte de 2019 todos los rubros de maquinaria se embarcaron en una tendencia creciente en el nivel de ventas desestacionalizadas, lo que proporcionaba importantes expectativas de recuperación del sector: "Ello se relaciona con que en ese año se experimentó una buena cosecha, y un tipo de cambio relativamente alto". Sin embargo, las ventas aún se encontraban muy por debajo del nivel alcanzado en 2017.

Post elecciones y con una gran turbulencia económico-financiera, el cuarto trimestre ya evidenció un cambio de ciclo generalizado, pues todos los rubros cayeron al unísono: "En la mayor parte de los rubros esta caída se confirma al comienzo del año".

Debe recordarse que durante los primeros meses del año se discutió y finalmente aprobó un aumento de la carga impositiva sobre la exportación de productos agrícolas principales, además el aumento de las expectativas de devaluación, que son factores que pueden penalizar las decisiones de inversión.

El informe agrega que las perspectivas del sector, no obstante, no son tan sombrías. Esto es así pues las empresas desde comienzos de abril tienen permitido operar  y atienden a un sector considerado "esencial" (producción agropecuaria y con gran incidencia exportadora).

En comparación con otros sectores industriales, se encuentra en situación intermedia, pues en este contexto macroeconómico las inversiones en maquinaria pueden verse frenadas, pero su demanda no está bloqueada: "Las cifras del sector en los próximos meses seguramente serán mejores que las de industrias consideradas no esenciales".

Esta nota habla de: