Actualidad

Plantas con menor desarrollo para la soja en el centro norte de Santa Fe

Un 80 % de los cultivares tuvieron un menor desarrollo de estructura de plantas, menor altura y recién a los 12 a 15 días del mes de enero, comenzaron el cierre de los surcos.

La siembra de soja tardía logró un grado de avance del 92 %, representando unas 506.000 ha, con un ritmo de maquinarias muy dispar, según zonas y departamentos del área de estudio de la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

La irregular disponibilidad de agua útil en la cama de siembra, las altas temperaturas diarias, vientos y activos procesos de evapotranspiración, con el transcurso de los días fueron condicionando la implantación, la que se interrumpió en algunos departamentos y en otros, particularmente en el centro oeste - noroeste se pudo avanzar.

Hasta la fecha, lo sembrado, presentó buena germinación y emergencia, observándose en ciertas zonas y sectores, a similitud de la soja temprana, que los cultivares evidenciaron un menor crecimiento y desarrollo de las plantas, en comparación al ciclo anterior.

Una observación sobre la soja de primera, comparándola con la anterior campaña para el mismo período, mostraría que un 80 % de los cultivares tuvieron un menor desarrollo de estructura de plantas, menor altura y recién a los 12 a 15 días del mes de enero, comenzaron el cierre de los surcos, situación que en el ciclo anterior se había logrado a fines de diciembre, con mejor estructura y altura de los mismas.

No obstante, los sojales se detectaron en muy buen estado, con un normal crecimiento, una buena germinación o emergencia y stand de plantas, por unidad de superficie.

Cabe destacar que se intensificó el monitoreo de los lotes. No dando tregua a la presencia de la oruga militar (Spodoptera frugiperda) dado que ya se generalizó en toda el área, ante lo cual el seguimiento de los cultivares para una correcta evaluación de los daños y oportunas realizaciones de aplicaciones de control, fueron primordiales, muy importantes, por las diferentes etapas fenológicas de los cultivares.

Particularmente, en los departamentos del norte, en algunos lotes puntuales se observó la presencia del picudo grande de la soja (Sternechus pinguis), situación que exigió u obligó a continuas inspecciones.

Esta nota habla de: